Como usar el CALENDARIO UNICO

Como usar el CALENDARIO UNICOComo usar el CALENDARIO UNICO de Happyflis es algo que -desde fuera- puede parecer difícil. Sin embargo, nada más alejado de la realidad. Es sencillísimo y desde estas líneas te lo vamos a poner aún más fácil:

Cómo entrar en el CALENDARIO

Para anfitriones que viven en Cuba, recomendamos no usar la aplicación para teléfonos móviles. A veces da problemas. Es mejor entrar directamente desde el sitio web oficial.

Para acceder a tu cuenta en el calendario único, debes entrar en OCTORATE, seleccionar ACCEDE e introducir USUARIO y CONTRASEÑA.

¿Necesitas RECUPERAR la contraseña?

Si no recuerdas tu USUARIO y CONTRASEÑA, solicita una contraseña nueva y te la haremos llegar a tu dirección de correo electrónico.

Como usar el CALENDARIO unico

Manejar el calendario es… ¡facilísimo!  Si necesitas ayuda para aprender a manejarlo, te recomendamos que visites este enlace. Se trata de un mini tutorial, claro y sencillo, con el que aprenderás a manejar el calendario en… ¡2 minutos!

Usuarios con CALENDARIOS desactualizados

Amigos, el calendario bien actualizado es la única manera que tiene el motor de reservas de mantener abiertos los días disponibles, y de mantener cerrados los que están ya comprometidos. Evitemos sobreventas, disgustos y males mayores.

Evita que los algoritmos de las grandes OTA detecten tu anuncio como «anuncio con calendario inactivo«. En cuanto lo hagan, se olvidarán del alojamiento y lo dejarán caer al fondo del «saco del olvido» (y adiós a nuevas reservas desde esa agencia).

Las ventajas de hacerlo bien son muchas. Las de hacerlo mal… ¡ninguna!

Usuarios con CALENDARIOS desactualizados

Actualizar el calendario es la única manera que tiene el motor de reservas de mantener abiertos los días disponibles, y de mantener cerrados los que están ya comprometidos. Evitemos sobreventas, disgustos y males mayores.

Evita que las grandes OTA detecten tu anuncio como «anuncio con calendario inactivo«. En cuanto lo hagan, dejarán caer el anuncio al fondo del «saco del olvido» (y adiós a nuevas reservas desde esa agencia).

Las ventajas de hacerlo bien son muchas. Las de hacerlo mal… ¡ninguna!